16/5/17

El sexo del bebé podría influir en el riesgo de diabetes de la madre [16-5-17]


El sexo del bebé podría influir en el riesgo de diabetes de la madre

Los embarazos de hijos varones se asocian con la diabetes gestacional, y los de hijas con el riesgo de sufrir diabetes tipo 2 más tarde, según los investigadores


El sexo de un bebé parece afectar al riesgo de diabetes de una madre durante el embarazo (lo que se conoce como diabetes gestacional) y de diabetes tipo 2 después del embarazo, según sugiere un nuevo estudio.

Los investigadores revisaron los datos de casi 643,000 mujeres en Canadá. Las mujeres tuvieron su primer hijo entre 2000 y 2010.

Las mujeres embarazadas con un bebé varón tenían más probabilidades de contraer diabetes gestacional, dijeron los investigadores.

El estudio se publicó el 20 de mayo en la revista Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism. Aunque descubrió una asociación entre el sexo de un bebé y el riesgo de una madre de contraer diabetes, el estudio no fue diseñado para demostrar que hubiera causalidad.

"Se piensa que la diabetes gestacional se produce debido a una combinación de anomalías metabólicas subyacentes en la madre y cambios metabólicos temporales que tienen lugar durante el embarazo", dijo en un comunicado de prensa de la revista el autor del estudio, el Dr. Baiju Shah, de la Universidad de Toronto, el Centro de Ciencias de la Salud Sunnybrook y el Instituto de Ciencias Clínicas Evaluativas de Toronto.

"Nuestros hallazgos sugieren que la presencia de un feto de sexo masculino conlleva más cambios metabólicos asociados con el embarazo que un feto de sexo femenino", añadió Shah.

Pero las mujeres que contrajeron diabetes gestacional mientras estaban embarazadas con una hija tenían un riesgo más alto de contraer diabetes tipo 2 después del embarazo. Los investigadores dijeron que esto sugiere que estas mujeres tenían problemas de salud subyacentes más graves que aumentaban su susceptibilidad a la diabetes gestacional y más tarde a la diabetes tipo 2.

"Los programas de salud pública a menudo se centran en el modo en que la salud, la conducta y la psicología de una madre embarazada pueden tener consecuencias en la salud de su bebé. Sin embargo, este estudio sugiere que el bebé puede ayudarnos a comprender mejor la salud de la madre, y puede ayudarnos a predecir sus riesgos de sufrir enfermedades en el futuro", señaló Shah.

Hasta el 9 por ciento de las mujeres embarazadas contraen diabetes gestacional, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

18/2/17

Las sillas de seguridad salvan las vidas de los más pequeños [18-2-17]


Las sillas de seguridad salvan las vidas de los más pequeños

Estudio halla que las probabilidades de morir en un accidente automovilístico se reducen en tres cuartas partes

Una investigación reciente señala que poner a los bebés y a los niños pequeños en sillas de seguridad para el automóvil apropiadas para su tamaño y edad reduce significativamente las probabilidades de que mueran en caso de un accidente automovilístico.
Los bebés lograron los mayores beneficios por estar en una de esas sillas. Sus probabilidades de morir en un accidente se redujeron en las tres cuartas partes si estaban en una silla de seguridad. Pero los niños mayores también lograron beneficios significativos y una reducción en el riesgo de mortalidad de al menos sesenta por ciento.

"Los hallazgos de este estudio indican que las sillas de protección reducen significativamente el riesgo de muerte entre los niños de hasta tres años que resultan envueltos en choques automovilísticos de consideración", escribieron los autores del estudio.

"La mayor efectividad de las sillas de seguridad entre los bebés probablemente se deba a su fragilidad general", señaló Thomas Rice, autor del estudio, epidemiólogo investigador del Centro de seguridad en el tránsito del departamento de ciencias ambientales de la Universidad de California en Berkeley.

Los resultados de este estudio aparecen en la edición de febrero de la American Journal of Public Health.

Según la información de respaldo del estudio, los accidentes automovilísticos son la causa principal de lesión y muerte no intencionales de los niños mayores de un año. Según las estadísticas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades citadas en el estudio, más de quinientos niños menores de tres años murieron como resultado de choques de automóviles en 2005.

La mayoría de los estados cuentan con leyes que exigen sillas de seguridad para niños en los automóviles y el uso de estos dispositivos es elevado entre los más pequeños. Según el estudio, la Administración nacional de seguridad en el tráfico en carretera (National Highway Traffic Safety Administration) calculó que el 93 por ciento de los bebés menores de un año estuvieron en una silla de seguridad en 2006, mientras que el 91 por ciento de los niños entre 1 y 3 años lo hizo.

En el estudio había datos sobre las fatalidades de los niños por colisiones de vehículos motorizados que tuvieron lugar entre 1996 y 2005. De una muestre inicial de gran tamaño cercana a los 300,000 vehículos, los investigadores eligieron 6,303 vehículos para estudiar por la disponibilidad de información completa sobre la edad, la posición dentro del vehículo y el tipo de protección utilizado (cinturón para los hombros, para la cintura o ninguno). Compararon la información de este grupo con un grupo ajustado concienzudamente de vehículos que resultaron involucrados en choques que no fueron fatales.

Las probabilidades de que un bebé menor de un año muriera en un accidente automovilístico se redujo en 73 por ciento si el niño iba en una silla de seguridad para el automóvil. Para los niños entre 1 y 2 años, las probabilidades de morir en un choque se redujeron en 76 por ciento si tenían la protección adecuada. Para los que tenían entre 2 y 3 años, las probabilidades de morir en un accidente automovilístico se redujeron en cerca de sesenta por ciento si el niño estaba en una silla de seguridad.

Se halló que las sillas eran más efectivas para prevenir las fatalidades en accidentes en los que hubiera volcado un vehículo, en ambientes rurales y en aquellos en los que había un camión ligero.

En el grupo de mayor edad, de niños entre 2 y 3 años, los cinturones de seguridad fueron casi tan efectivos como las sillas para automóvil para prevenir las fatalidades.

Eso no significa, según los expertos, que esté bien que un niño de dos años simplemente use cinturón.

"Cualquier dispositivo de protección ayuda a mantener al niño dentro del vehículo, lo que reduce las fatalidades", señaló la Dra. Barbara Gaines, directora del programa Brendum de trauma pediátrico del Hospital infantil de Pittsburgh. "Entonces, con estos niños más grandes, el cinturón podría mantenerlos de alguna manera dentro del vehículo, aunque no prevendrá algunas de las lesiones más graves que vemos".

Según Rice, "el uso de cinturones de seguridad tradicionales en este grupo de edad ciertamente no se recomienda, aunque son mucho mejores que viajar sin ningún tipo de seguridad.

Gaines agregó que "mediante el uso de modelación estadística muy sólida, este estudio prueba de nuevo la importancia de usar sillas de seguridad apropiadas para la edad y el tamaño". Sugirió lo siguiente:

* Sillas que apunten hacia atrás hasta más o menos el año de edad
* Sillas convertibles para niños mayores más grandes hasta más o menos los 3 años
* Asientos elevados para los que tienen entre 4 y 8 años.

"Además, hay que revisar las guías de peso de las sillas porque no son iguales en todos los casos", advirtió Gaines. "Cuando los niños se gradúan de las sillas elevadas, de todos modos necesitan usar cinturones de seguridad. Los adolescentes son los que menos probablemente estarán protegidos".
 

15/2/17

La mitad de las muertes súbitas en el lactante están relacionadas con el tabaco [15-2-17]


La mitad de las muertes súbitas en el lactante están relacionadas con el tabaco

El tabaco se cobra más de 50.000 vidas al año en España

¿Es posible dejar de fumar? “Exige cierto esfuerzo y sacrificio inicial, pero es absolutamente posible”, asegura el Dr. Jaime Fernández de Bobadilla, del servicio de Cardiología del Hospital Universitario La Paz, en la conferencia impartida por la Fundación Española del Corazón (FEC) en el marco de la VIII Semana de la Ciencia que se celebra estos días en Madrid.

El tabaco se cobra más de 50.000 vidas al año en nuestro país y es considerado un factor de riesgo cardiovascular clave debido a su elevado impacto en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares. Además es un factor de riesgo modificable y reversible —ya que al dejar de fumar disminuimos ese riesgo rápidamente— “causante de numerosos infartos agudos de miocardio y muertes cardiovasculares”, matiza el Dr. Fernández de Bobadilla.

Actualmente las campañas contra el tabaquismo están dirigidas fundamentalmente a los jóvenes, sin embargo los datos indican que es necesario dirigirse a la población general, puesto que es en el seno familiar donde se aprenden los hábitos de vida.

De hecho, según indican diversos estudios epidemiológicos el tabaquismo hace que “aumente en un 50% la posibilidad de padecer muerte súbita en el lactante”, afirma el Dr. Esteban López de Sá, secretario general de la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

Los datos revelan un aumento progresivo de la tasa de incidencia de la muerte súbita en el lactante —entre 1,5 y 2 por 1.000 nacidos vivos— lo que la convierte en la quinta causa de muerte en el periodo postnatal. Además, los componentes del tabaco hacen que aumente la posibilidad de que los niños padezcan neumonía, otitis o gripe.

12/2/17

El extraño “Alzheimer” que afecta a los bebés

El extraño “Alzheimer” que afecta a los bebés

Una rara enfermedad que la ciencia investiga


laopinion.com

Al nacer, los bebés lucen perfectamente normales. No es sino hasta que han cumplido sus primeros años de vida que los padres comienzan a notar síntomas extraños.

Alrededor de su cumpleaños número 2, los pequeños empiezan a olvidar palabras que ya habían aprendido como “mamá”, o habilidades que ya habían adquirido como contar del 1 al 10.

Adicionalmente la lengua comienza a engrosarse, los bebés parecen engordar y pueden padecer alguna disfunción cardiaca.

Se trata del Síndrome de Hunter, una enfermedad extraña que también se ha nombrado como el Alzheimer de los bebés.

Los bebés que nacen con esta condición están perfectamente saludables a simple vista, pero con el tiempo su organismo presenta dificultades para producir la enzima que metaboliza los azúcares que ayudan a desarrollar huesos, tendones y piel, de manera que se acumulan en el organismo del pequeño, incluyendo el cerebro. Esto origina los olvidos y un deterioro gradual.

Según la Universidad de Duke, que estudia la enfermedad, sólo hay unos 2,000 bebés diagnosticados en el mundo con Síndrome de Hunter o Deficiencia de Iduronato Sulfatasa y Mucopolisacaridosis Tipo II..

La enfermedad está vinculada al cromosoma X, pero es más común en los varones porque las mujeres tienen dos cromosomas X, así que si uno no produce la enzima, el otro lo hará; pero en el caso de los niños, que tienen un cromosoma XY, no hay otro X que la produzca.

Hasta ahora, la enfermedad ha sido tratada con trasplante de médula ósea para detener su desarrollo y con Idursulfasa, sustancia que reemplaza la enzima que falta, pero que cuesta unos $300,000 al año.

Quienes padecen esta enfermedad desde bebés viven entre 10 y 20 años.


Otros síntomas del Síndrome de Hunter incluyen:


  • Hiperactividad
  • Comportamiento agresivo
  • Engrosamiento del hígado y el bazo
  • Sordera
  • Lengua engrosada
  • Dolores de cabeza severos y frecuentes (porque el líquido cerebral no se reabsorbe)
  • Falta de coordinación
  • Rigidez en las articulaciones
  • Enfermedad respiratoria obstructiva
  • Afectación progresiva del sistema nervioso central

Los médicos están probando ahora el tratamiento con terapia genética para combatir este raro padecimiento.

15/10/16

Vinculan la lactancia materna con un menor riesgo de obesidad infantil [15-10-16]


Vinculan la lactancia materna con un menor riesgo de obesidad infantil

Un gran estudio japonés observó a estudiantes de 7 y 8 años

La lactancia materna podría reducir el riesgo de los niños de tener sobrepeso o ser obesos, halló un nuevo estudio japonés de gran tamaño.

Los investigadores observaron a más de 43,000 niños de 7 y 8 años de edad, que contaban con registros sobre el tipo de alimentación que recibieron en la infancia.

El estudio aparece en la edición en línea del 12 de agosto de la revista JAMA Pediatrics.

Primero, los investigadores tomaron en cuenta otros factores que podrían influir sobre el peso de los niños, como el sexo y la cantidad de tiempo que pasaban frente a la televisión o la computadora, además de los niveles educativos de sus madres, si fumaban o no y si disponían o no de empleo, según un comunicado de prensa de la revista.

Los niños que fueron amamantados a los 6 a 7 meses de edad eran menos propensos a tener sobrepeso que los que recibieron fórmula, concluyeron los investigadores.

"Tras ajustar por los factores de confusión, demostramos que la lactancia materna se asocia con un menor riesgo de sobrepeso y obesidad entre los niños en edad escolar en Japón, y que la asociación protectora es más potente para la obesidad que para el sobrepeso", escribieron Michiyo Yamakawa, de la Facultad de Postgrados en Medicina, Odontología y Ciencias Farmacéuticas de la Universidad de Okayama, y colegas.

Aunque el estudio halló una asociación entre la lactancia materna exclusiva en la infancia y un menor riesgo de obesidad o sobrepeso en la niñez temprana, no probó causalidad.

12/10/16

¿Tienen sueños los bebés?

¿Tienen sueños los bebés?

Parece que sí: la mitad del tiempo que le dedican al descanso entra en la fase REM, la que hace trabajar más al cerebro.


muyinteresante.es

Resulta difícil saberlo, porque los recién nacidos no pueden, obviamente, contárnoslo, y las técnicas de neuroimagen tampoco establecen qué pasa exactamente por sus cabecitas durante el tiempo que le dedican a dormir, entre dieciséis y dieciocho horas al día.

Lo que sí sabemos es que el 50 % de su descanso entra en la llamada fase REM, mientras que para los adultos esta etapa –la más onírica e intensa desde el punto de vista de la actividad cerebral– solo ocupa el 25 %. Así que la maduración mental implicaría, en teoría, soñar menos.

Las únicas pistas sobre lo que sienten los bebés cuando están en brazos de Morfeo son sus gestos: mueven las cejas, hacen mohines... y sonríen mucho. Esto hace suponer que las pesadillas llegan más tarde, a partir de los dos o tres años, cuando la angustia y los conflictos emocionales se instalan en la psique del niño.

26/8/16

La anestesia local puede ser lo mejor para los bebés lactantes durante una cirugía [26-8-16]

La anestesia local puede ser lo mejor para los bebés lactantes durante una cirugía

Un estudio encontró que no poner a dormir a los pacientes jóvenes está vinculado con menores problemas de respiración en el futuro.

Nueva investigación sugirió que los bebés lactantes pueden recuperarse mejor después de algunos tipos de cirugía si reciben anestesia local, la cual solo adormece partes del cuerpo, en lugar de "noquearlo" completamente con anestesia general.

Los pacientes jóvenes que se sometieron a la anestesia local fueron menos propensos a sufrir alteraciones de la respiración tras una cirugía de hernia, encontró el estudio.

"Nuestra investigación ofrece la más fuerte evidencia hasta el día de hoy sobre cómo los bebés deberían ser anestesiados para una cirugía de hernia, el procedimiento más común entre los lactantes", dijo el doctor Andrew Davidson, autor principal y profesor asociado en el Hospital Real Infantil en Melbourne, Australia.

"Encontramos que la anestesia [local] espinal es más segura que la anestesia general", explicó Davidson en un comunicado de prensa de la Sociedad Americana de Anestesiólogos (American Society of Anesthesiologists, o ASA).

Ha habido una larga incertidumbre acerca del uso de anestesia general en los bebés lactantes y los niños pequeños. Algunos especialistas se preocupan de que pueda provocar problemas a largo plazo. La anestesia local no duerme al paciente, sino que adormece parte específicas del cuerpo.

El nuevo estudio observó diferentes tasas de problemas respiratorios en 722 bebés lactantes después de que recibieron anestesia. Los resultados sugirieron que la anestesia local causa menos problemas de respiración 30 minutos después de la cirugía.

El doctor Geoff Frawley, médico anestesiólogo y profesor clínico asociado del Hospital Real Infantil, revisó los registros médicos de 339 pacientes para ver cómo reaccionaban bajo la anestesia local administrada a través de la espina dorsal.

"Cada año, millones de niños requieren cirugía en su primer año de vida", dijo Frawley en un comunicado de prensa. "Buscamos establecer cuáles factores están asociados con un mejor resultado cuándo los bebés lactantes reciben anestesia espinal. Encontramos que hay una pronunciada curva de aprendizaje entre los proveedores de anestesia para anestesia espinal para bebés lactantes, pero aprender la técnica podría tener un impacto duradero para los bebés lactantes que van a someterse a una cirugía".

El estudio se publicó en la edición del 14 de mayo de la revista Anesthesiology.
 

23/8/16

El valor de la lactancia materna desde el nacimiento en la salud del bebé

El valor de la lactancia materna desde el nacimiento en la salud del bebé

El amamantamiento aporta anticuerpos que protegen a los bebés de enfermedades como diarrea y neumonía. Este es uno de los beneficios de la lactancia materna y que el Centro de Salud Familiar de La Florida entrega a modo de recomendación a las madres que se encuentra en esta etapa de la vida.

elmostrador.cl

La directora del Cesfam La Florida, Sandra Ortega, asegura que los beneficios de la lactancia materna son variados y que deben ser tomados en cuenta por el efecto directo que tiene sobre el bebé.

“Las madres que amamantan pierden calcio, es cierto, pero deben saber que lo recuperan una vez de hacerlo”, quien agrega que “los niños que han sido amamantados durante un tiempo prolongado, tienen menos probabilidades de padecer de asma”, aseguró.

Desde el Cesfam La Florida y los otros recintos de la red de atención primaria de la comuna se refuerza la importancia que tiene la lactancia materna, ya que otro de los aspectos positivos que tiene el amamantar, dice relación con que esta práctica hace que existan menos posibilidades de sufrir alergias como dermatitis, rinitis o las alimentarias.

Las autoridades de la comuna indican que desde la Municipalidad de La Florida se toma como un desafío que la gente, a través de los Cesfam, siempre tengan una respuesta a sus consultas.


Mejor desempeño escolar


Otra de las recomendaciones que entrega el Cesfam La Florida durante el periodo de lactancia, tiene que ver con que, en general, los bebés que son amamantados tendrán un mejor desempeño escolar; también, que aumenta la producción de la oxitocina, una hormona que relaja tanto a la madre como al bebé, ayudando a evitar estrés y depresiones.

Asimismo, esta actividad en la maternidad, también reduce las probabilidades de que el bebé desarrolle diabetes tipo 2 al ser adulto y disminuye el riesgo de que se genere cáncer de mama.

En la OMS (Organización Mundial de la Salud), recomiendan comenzar a amamantar al bebé dentro de la primera hora de haber nacido.